shiva

shiva

sábado, 16 de enero de 2016

CONTRAINICIACIÓN Y NUEVO ORDEN MUNDIAL



QUÉ ES LA CONTRA-INICIACIÓN:
EL NUEVO ORDEN MUNDIAL

Charles Upton

*

“… el Nuevo Orden Mundial es un sistema financiero único mundial que se encuentra en el proceso de hacer surgir un único gobierno mundial que está llamado a ser coronado y completado por una única religión mundial…”


Contra-iniciacion y Nuevo Orden Mundial


*


Extractos del Capítulo 1 titulado “Qué es la contraniciación” 
de la obra inédita en castellano:
“Vectors of the Counter-Initiation” (2012)
http://www.amazon.com/Vectors-Counter-Initiation-Destiny-Inverted-Spirituality/dp/1597311324
Traducción de Roberto Mallón Fedriani

__________________


Tal y como muchos han señalado ya -incluyendo a Lee Penn, John Coleman, Henry Makow y más recientemente Fr. Malachi Martin- el Nuevo Orden Mundial es un sistema financiero único mundial que se encuentra en el proceso de hacer surgir un único gobierno mundial que está llamado a ser coronado y completado por una única religión mundial. La “religión” de los “globalistas” de hoy en día -en la medida en que se pueda afirmar que tengan una- parece basarse no solamente en una síntesis de todas las pseudo-espiritualidades que existen bajo el sol, sino en una perversión sincretista de las formas sagradas de las tradiciones religiosas auténticas del mundo en lo que puede llamarse “el espíritu de Asís” (¡con ello no quiero referirme al espíritu de San Francisco de Asís!). La llamada “Escuela Tradicionalista” también habla en términos de una unidad de las religiones pero, a diferencia de los “globalistas”, ve esa Unidad desde un punto de vista intrínseco y trascendente, de ningún modo como un resultado anhelado futuro en forma de sincretismo y/o unificación política de este mundo. 
[…]
Rene Guenón en “El Reino de la Cantidad y los Signos de los Tiempos”, expuso las fases de destrucción de la Tradición sagrada al final de los Últimos Tiempos -el Kali Yuga-: primero la Anti-Tradición, que es más o menos sinónimo de secularismo o materialismo; después (o de forma concurrente) la propagación de la Pseudo-Iniciación, que donde más claramente aparece en nuestros tiempos es en el movimiento “New Age”; y finalmente la Contra-Tradición y la Contra-Iniciación. 
La Anti-Tradición es el terreno de los escépticos; la Pseudo-Iniciación de los desequilibrados o los engañados; la Contra-Iniciación, de los enemigos conscientes de la verdadera espiritualidad, particularmente de la espiritualidad esotérica o iniciática: son aquellos a los que Guenón llama “Contemplativos de Satán” (los Awliya al-Shaytan).

La Contra-Iniciación comporta seis marcas fundamentales:

1. “Exotéricamente” propugna una forma horizontal, mundana, cuasi-política de unidad de las religiones; en vez de una Unidad vertical, trascendente y espiritual.

2. “Esotéricamente” sostiene una forma de “darwinismo espiritual depredatorio” basado en una falsificación luciferina de la Jerarquía del Ser, en donde los niveles más elevados representan realidades no más sutiles, amplias, luminosas y concretas -tal y como son discernidas por el Intelecto- sino mayores grados de poder y de autoridad alcanzados (o supuestamente alcanzables) por medio de la voluntad.

3. Se desarrolla en gran medida a partir de organizaciones esotéricas legítimas que se han desviado y consecuentemente invertido lo más probablemente porque han abandonado las distintas Revelaciones Religiosas a las que deben su existencia.

4. Da prioridad al “arcaísmo horizontal” de sus supuestos orígenes sobre el sentido de la procedencia vertical de la Revelación Divina --la cual ni niega ni le resta énfasis. Consecuentemente, deifica la materia y reemplaza la Eternidad con el “tiempo interminable”.

5. Define la religión como un asunto creado por el hombre en el que la relación humana con los poderes “espirituales” no tiene un carácter reverencial sino utilitario, reduciendo de este modo el esoterismo a un conocimiento puramente técnico libre de expresarse a sí mismo en términos de magia psíquica o tecnológica, y deificando así la materia por un camino diferente.

6. Aplica erróneamente las normas del Camino espiritual individual a una supuesta evolución espiritual del macrocosmos o del colectivo humano.
Para decirlo de una forma más simple: sincretismo; jerarquía invertida; esoterismo desviado; predominancia de la historia sobre la Revelación; magia prometeica; y evolucionismo espiritual.

Sincretismo” es Unidad cuando está separada de la Trascendencia, es la visión de la Inmanencia de Dios caída al nivel de un materialismo exaltado.

Jerarquía invertida” es la Trascendencia separada de la Unidad, un sistema en el que los niveles que se cree son ontológicamente superiores son en realidad inferiores, porque se hunden más profundamente en el egoísmo y en la voluntad propia.

Esoterismo desviado” es el aspecto interior de la religión que al negar el exterior acaba convirtiéndose él mismo en exterior –no por virtud de una exterioridad ortodoxa, sino heterodoxa. Una exterioridad que solo parece ser interioridad a la que no le corresponde ninguna interioridad verdadera.

La “exaltación de la historia sobre la Revelación”, de la antigüedad sobre la Eternidad, sustituye la certeza de la Intelección inmediata divinamente inspirada, por las incertidumbres de la memoria humana.

Magia” es la falsa creencia de que el hombre -no Dios- es el que en última instancia ejecuta toda acción. La magia prometeica es la errónea y desastrosa aplicación de esta creencia al Camino espiritual.

Y el “evolucionismo espiritual” es la sustitución de la Providencia por la ley natural, y la Gracia por las fuerzas sutiles-materiales. 


No todas las manifestaciones de la Contra-Iniciación manifiestan plenamente estas señales, pero todas se verán envueltas en cualquier concepción Contra-Iniciática, actual o potencialmente.


*