shiva

shiva

jueves, 14 de enero de 2016

EVOLUCIONISMO Y MATEMATICAS





SOBRE LA HIPÓTESIS EVOLUCIONISTA

Y LAS MATEMÁTICAS

Osman Bakar


*




A pesar de que popularmente se presenta como un hecho científico bien probado e indiscutible, el evolucionismo no pasa de ser una teoría que nunca ha podido ser demostrada satisfactoriamente. Los estudios reunidos en este volumen lo analizan desde distintos ángulos (científico, filosófico, teológico, metafísico) y ponen de relieve sus incoherencia y limitaciones.


*


Extracto del libro:
"El evolucionismo: ¿hechos o hipotesis?"
(Varios autores)
Editorial Jose J. de Olañeta, 2011



________________


Las críticas científicas a la evolución no proceden únicamente de los biólogos. Hay también un número creciente de científicos de otras disciplinas, en particular físicos y matemáticos, que han criticado la teoría de la evolución desde el punto de vista de los conocimientos actuales en sus campos respectivos. Richard L. Thompson, un matemático norteamericano especializado en teoría de la probabilidad y mecánica estadística y que ha realizado investigaciones en biología matemática, ha sostenido en su libro ‘Mechanistic and Non-mechanistic Science: An Investigation into the Nature of Consciousness and Form’ que la teoría de la evolución no se ve realmente apoyada por la evidencia factual de la biología y la historia natural. Utilizando ideas de la teoría de la información, Thompson muestra que las configuraciones de elevado contenido de información no pueden surgir con probabilidades importantes en modelos definidos por expresiones matemáticas de bajo contenido de información. Esto significa que los organismos vivos complejos, que poseen un elevado contenido de información, no podrían aparecer por la acción de las leyes físico-químicas consideradas en la ciencia moderna, puesto que estas leyes se representan mediante modelos matemáticos de bajo contenido en información. Thompson define el contenido de información de una teoría como "la longitud del programa informático más corto que puede resolver numéricamente las ecuaciones de movimiento para la teoría dentro de cualquier grado de precisión que se desee". Su argumento fundamental es que en un sistema físico gobernado por leyes simples, cualquier información presente en el sistema después de las transformaciones correspondientes al paso del tiempo debe haber sido incorporada al sistema en primer lugar. Los acontecimientos aleatorios no pueden dar origen a una información precisa, aun cuando sea procesada durante largos periodos de tiempo de acuerdo con leyes simples. Partiendo de la base de estos argumentos fundamentales de la teoría de la información, Thompson sostiene que la existencia de un orden complejo aquí y ahora no se puede explicar a menos que postulemos la existencia anterior de un orden complejo equivalente o que el contenido de información del sistema se haya recibido de una fuente exterior. La consecuencia para la idea de la evolución orgánica es clara. El proceso de selección natural, aceptado por muchos científicos como el mecanismo de la evolución, no podría haber originado el desarrollo de organismos vivos complejos porque las leyes de la naturaleza (como se conciben actualmente) que subyacen al proceso carecen del contenido de información necesario para especificar su dirección. Hay otros científicos que con la ayuda de la teoría de la información han llegado a conclusiones similares respecto a la actual teoría de la evolución. El eminente astrónomo británico Sir Fred Hoyle y el distinguido astrofísico Chandra Wickramasinghe, que antes eran agnósticos, sacan la siguiente conclusión de su estudio de Ios hechos reunidos recientemente en disciplinas como la microbiología, la geología y la tecnología informática: la complejidad de la vida terrestre no puede haber sido causada por una secuencia de acontecimientos fortuitos, sino que tiene que haber venido de alguna inteligencia cósmica más grande. […]


*