shiva

shiva

domingo, 7 de febrero de 2016

GRANDES AFORISMOS VÉDICOS (MAHAVAKYAS)




SOBRE EL SIGNIFICADO DE

LOS GRANDES AFORISMOS VÉDICOS

 (MAHAVAKYAS)



Swami Vidyaranya



*



CHINTZ MAHAVAKYAS




*

Extraído del tratado vedántico titulado “Panchadasi” (Capítulo V) escrito en el siglo XV (D.C.) por Swami Vidyaranya. Traducción introducción y notas por Roberto Mallón Fedriani. Colección Ignitus 2010.  https://www.sanzytorres.es/ficha.php?libid=749

Este breve poema de sólo ocho versos o slokas nos da importantes indicaciones sobre el significado de los cuatro grandes dichos, aforismos, o Mahavakyas de los Vedas que –recordemos- son los siguientes: (1) Prajñanam Brahman: La Conciencia es Brahman; (2) Aham Brahmasmi: Yo soy Brahman; (3) Tat tvam así: Tu eres Eso; (4) Ayam Atma Brahma: Este Sí-mismo es Brahman. El primero se encuentra en el Aitareya Upanishad del Rig Veda. El segundo está en el Brihadaranyaka Upanishad del Yajur Veda. El tercero está en el Chandogya Upanishad del Sama Veda. Y el cuarto se encuentra en el Mandukya Upanishad del Atharva Veda. Existen otros muchos Mahavakyas en los Vedas, pero estos cuatro tienen especial relevancia en la tradición Vedanta. La importancia de un Mahavakya radica en que apunta a que realmente no hay discontinuidad entre Jiva y Brahman, esto es, están directamente referidos a la Identidad entre Brahman y Atman (o el Sí-mismo). No obstante, en los textos vedánticos estos no son ni mucho menos los únicos mantras que se refieren directamente a esta Identidad. Por otro lado, los llamados Avantravakyas son aquellas frases vedánticas contenidas en los Vedas que a su vez ayudan a la comprensión de los Mahavakyas. Los maestros del Vedanta enseñan que la realización radica en la comprensión profunda de esta Verdad, y que ello conduce a la Liberación y, con ello, a una genuina compasión por todos los seres que nada tiene que ver con un voluntarismo moralista.

 _____________________



1.   Aquello mediante lo cual un hombre ve, oye, huele, habla, distingue lo dulce de lo amargo, etc., se denomina conciencia.

2.  La única conciencia que está en Brahma, Indra, y demás dioses, así como en los seres humanos, los caballos, las vacas, etc., es Brahman.  Así pues, la conciencia que está en mí, también es Brahman[1].

3.   El supremo e infinito Sí-mismo se manifiesta en este mundo como el Testigo de las funciones del intelecto en el cuerpo; adecuado para el conocimiento de Sí-mismo se le   designa “Yo”[2].

4.   De naturaleza infinita, el supremo Sí-mismo es descrito aquí por la palabra Brahman. La palabra “Asmi” denota la identidad entre “Aham” –Yo- y “Brahman”. Es así como se explica el texto “Yo soy Brahman”[3].

5.   Antes de la creación existía la Realidad una sin segunda, sin nombre ni forma. Mediante la palabra “Eso”, se indica que incluso ahora después de la creación existe en condiciones similares[4].

6.    El principio de la conciencia que trasciende el cuerpo, los sentidos, y la mente del que pregunta, se indica aquí por la palabra “Tu”. La palabra “Asi” –eres- muestra su identidad. Esa identidad ha de ser experimentada.

7.    Mediante la pronunciación de la palabra “este” se quiere significar que el Atman es auto-luminoso y experimentado directamente[5]. Es lo que se conoce como Pratyagatman, que es el principio que mora en el interior y que cubre todo lo que hay entre la egoidad y el cuerpo.

8.    La esencia de todo el universo visible es denotada por la palabra Brahman. Ese Brahman es de la naturaleza del auto-luminoso Atman.




Suresvaracharya






  *


Notas:


[1] Estamos ante el Mahavakya Prajñanam Brahman (La conciencia es Brahman).
[2] Obviamente, aquí se está refiriendo al Yo trascendente.
[3] Estamos ante el Mahavakya Aham Brahmasmi (Yo soy Brahman). Aham (Yo) es el Sí-mismo que existe en “este cuerpo”. Brahman crea el mundo y Él-Mismo “entra” en el mundo. Reside en Buddhi (Intelecto); es el Testigo de Buddhi; por tanto no es un objeto de Buddhi. Ante la cuestión: ¿Dónde esta este Testigo? ¿Dónde lo encontramos? La respuesta es que lo experimentamos entre cada pensamiento. Entre cada pensamiento está “Yo” (Aham); está Brahman, y no está afectado por los procesos de pensamiento; este Testigo (sakshi) de Buddhi es Paramatman, es “Yo”. Cuando Brahman se une con el Intelecto (Buddhi) humano, Brahman puede conocer su propia naturaleza. En esto consiste en esencia el carácter central del estado humano.
[4] Estamos ante Tat tvam así (Tu eres Eso). Eso (Tat) es lo indivisible; sin nombre ni forma; no es el mundo; Es “antes” de la creación y “después” de la creación; Es uno sin segundo. Tu (Tvam) es el principio de Conciencia que está en el Jiva; el Testigo; el Sí-mismo (Atman).
[5] Estamos ante Ayam Atma Brahman (Este Sí-mismo es Brahman). Este (Ayam) Testigo o Sí-mismo (Atman) de todo lo comprendido en la manifestación, de todo lo que vemos (incluyendo la egoidad y el cuerpo físico) es Brahman: Ser, Conciencia y Felicidad Suprema (Sat, Chit, Ananda).